>

Se extendió la conciliación y el Gobierno gana 5 días para desactivar la bomba de tiempo en la UTA

 

La conciliación obligatoria dispuesta por el ministerio de Trabajo de la Nación que vencía este jueves y en las últimas horas fue prorrogada por cinco días hábiles. Se trata un intento por tratar de llegar, en tiempo de descuento, a algún tipo de acercamiento en la negociación entre empresarios y representantes de la UTA para en las paritarias de los choferes del interior del país.

 

Las negociaciones siguen estancadas y el gremio, presionado por la conflictividad de las seccionales del interior del país, había definido una medida de fuerza a nivel nacional para hoy que quedará latente. Pero es una bomba de tiempo.

 

Pese a las sucesivas reuniones que se llevaron a cabo en Buenos Aires, el conflicto no parece encontrar solución y la clave está en los subsidios.

 

Las empresas de transporte, en pie de guerra, se endurecen y ofrecen un aumento paritario de 0 por ciento. Demandan la duplicación de los subsidios para operar con normalidad en el Interior.

 

Según consta en el acta del último encuentro a la que accedió InfoGremiales, aseguran que de otra forma "resulta ilusoria la posibilidad de formular cualquier propuesta razonable y previsible para atender el justo reclamo de recomposición salarial formulado por la UTA".

 

Apuntaron especialmente a los gobernadores provinciales: "...resulta asimismo imprescindible que el Ministerio de Transporte de la Nación inste y requiera a los poderes concedentes y los estados provinciales que asuman la responsabilidad que les compete como titulares de los servicios y produzcan las urgentes medidas necesarias para compensar el grave déficit".

 

Por su parte, el ministerio de Transporte reafirmó su posición de haber triplicado los subsidios y aclaró que "se niegan las manifestaciones expresadas por la repatriación empresaria y se exhorta a las partes a mantener el dialogo y la paz social."

 

Las conversaciones seguirán con una nueva audiencia convocada para el día martes 17, a las 15 horas, mediante plataforma virtual. En la misma, "se evaluará el avance de las negociaciones y el acatamiento de lo ordenado en la conciliación obligatoria".

 

Ese cónclave será clave para acercar posiciones, aunque las chances de que lleguen a buen puerto, según los conocedores del asunto, son más bien bajas.

 

Por último, y como muestra de la conflictividad latente en el sector que muchas veces supera a la conducción del gremio, ayer se movilizaron los choferes de la paralizada línea 145 a Plaza Italia. Es una empresa cuya representación sindical maneja la Agrupación Juan Manuel Palacios, opositora a Roberto Fernández, y que está paralizada por incumplimientos salariales y con intervención judicial.

©2021 Frecuencia Vital