>

El Gobierno ve la inflación como "un maleficio" y una senadora oficialista pide firmeza

La portavoz Gabriela Cerruti admitió que el alza se agravará por el "nuevo escenario internacional" y defendió el aumento de retenciones.


La portavoz del Gobierno, Gabriela Cerruti, admitió que el problema del alto índice de inflación que registra Argentina se agravará por el “nuevo escenario internacional”, a raíz de la invasión de Rusia a Ucrania, y defendió el aumento de retenciones y la creación del Fondo de Estabilización del Trigo.

La funcionaria de Casa Rosada explicó la insólita frase con la que Alberto Fernández anunció el inicio de la "guerra contra la inflación", a dos años de haber comenzado su mandato. Teniendo en cuenta que el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional iba a ser aprobado el pasado jueves en la Cámara de Senadores, "el viernes había una cantidad de medidas que iban a poder a empezar a tomarse"; "hablando coloquialmente, el Presidente dice algo en lo que estábamos trabajando de que el viernes pasaba a ser el tema la guerra contra la inflación", justificó Cerruti.

"No es lo mismo la inflación que teníamos hasta ahora, que lo que va a empezar a pasar a partir de nuevo escenario internacional", advirtió la portavoz. En ese sentido, recordando ciclos económicos similares de la historia del país, sostuvo que "la inflación es un fenómeno endémico, casi un maleficio".

"Tenemos una inflación muy fuerte, que no logramos bajar desde que se fue Macri (Mauricio) -con una inflación de casi 54%-, hubo dos años de pandemia”, y cuando “la inflación empieza a bajar", se aprueba "el acuerdo con el FMI”, y “empieza a haber variables macroeconómicas que se pueden manejar".

En diálogo con C5N, Cerruti señaló que el conflicto bélico provoca a nivel mundial "una catástrofe económica que ya estamos empezando a sentir las consecuencias en Argentina". Por eso, "la primera medida fuerte que se toma tiene que ver con el precio del trigo; si no tomábamos la medida que anunció ayer (por el sábado) el ministro Julián Domínguez, y que completará mañana (por el lunes), Matías Kulfas, estábamos con serias dificultades de manejar el precio de la harina y el pan en las semanas que se vienen".

La vocera presidencial insistió con que "la situación es grave internacionalmente", por ello "las commodities tienen un incremento de precios enorme". En ese sentido, pese a las medidas que anunció el viernes Alberto Fernández, señaló que "tiene que haber nuevas medidas, más fuertes y contundentes" para contener la escalada inflacionaria.
"Hay productores que están teniendo rentas extraordinarias a raíz de la suba de precios por la guerra; son 11 megaempresas multinacionales que pueden dejar de recibir un beneficio extra para que se pueda armar un fideicomiso para sostener el precio del trigo, es casi una cuestión de justicia", justificó.

Cerruti adelantó que el Gobierno tomará nuevas medidas para atacar la inflación, ya que "Precios Cuidados y Precios Máximos, no alcanzan", ya que el primero, "vigente hasta el 7 de abril, funcionó bastante bien en los supermercados, pero no en los comercios de cercanía", advirtió.

"El Presidente va a convocar a un gran acuerdo con empresarios, sindicatos, medianas empresas, y economías regionales para poder controlar de alguna manera la cadena de formación de precios", manifestó y amenazó que si no se llega a un consenso, el Gobierno aplicará "otras herramientas, como la Ley de Abastecimiento".

Por último, consultada por la interna del Frente de Todos y la posibilidad de que Alberto Fernández modifique su Gabinete luego de las diferencias en el oficialismo que profundizó el acuerdo con el FMI, Cerruti aseguró no haber escuchado "nada" y "no siento que estemos ante un relanzamiento del Gobierno", definió.

 

Interna desatada

Mientras tanto, Juliana Di Tullio, senadora nacional que responde políticamente a Cristina Kirchner y que votó en contra del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, le pidió a Alberto Fernández firmeza para combatir la inflación.

"Hace meses que vengo hablando de convocar a todos los actores políticos, sociales, culturales, económicos, del mundo del trabajo... para ver si nos ponemos de acuerdo en cuánta pobreza tolera la Argentina", señaló la legisladora por la provincia de Buenos Aires en diálogo con Radio 10, luego de que el Presidente haya anunciado la convocatoria con los distintos sectores para esta semana.

En ese sentido, Di Tullio criticó a quienes siguen diciendo "si ordenamos las cuentas, achicamos los gastos, y seguimos así, en 20 años se va a achicar la pobreza": "¿Quién tiene cara para decirle a una familia pobre 'aguantá 20 años'?, mientras hay una porción pequeña de la población que se llena los bolsillos".

"Todos y todas tenemos que colaborar, no creo que haya alguien en este país que quiera vivir con 50′% de pobres", reclamó. "Obviamente que acá hay dos modelos de país en disputa, no soy ingenua", agregó, para insistir con que debe haber también un compromiso de la sociedad: "En qué momento no siente empatía alguien que también va al supermercado; no te pido después que me votes pero ayudáme a dar la pelea contra la inflación, con el gobierno nacional, los gobiernos provinciales y locales".

Tras señalar que la única herramienta para "dirimir los intereses" es la política, le pidió a Alberto Fernández ponerse "firme frente a la fuerza que tiene la concentración monopólica en la Argentina". "No con los pequeños chacareros, estamos hablando de quien concentra la gran ganancias", aclaró.

©2022 Frecuencia Vital 102.9 - Necochea - Buenos Aires - Argentina