>

Pese a la baja de retenciones, las cerealeras ofrecieron 0% en paritarias y Aceiteros va a una huelga nacional

La Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina, popularmente conocida como Aceiteros, lanzó para hoy, desde las 14 horas, una huelga nacional. El conflicto con las cerealeras se dio luego de que las empresas se negaran a ofrecer una recomposición salarial en el marco de las paritarias de la sector.

"Los representantes patronales de las cámaras CIARA, CIAVEC y CARBIO informaron que su oferta salarial es cero. Esto es, se niegan a negociar cualquier tipo de aumento", especificaron desde la organización que comanda Daniel Yofra.

La discusión se da en el marco del cumplimiento de la cláusula de revisión prevista para el mes de agosto y que formó parte del acuerdo paritario firmado por las partes el pasado 30 de abril.

Por estas horas no se descarta que el Ministerio de Trabajo dicte la conciliación obligatoria e inste a las partes a seguir negociando.

Aceiteros presenta en cada discusión salarial un reclamo que no está expresado en porcentaje sino en el cálculo sobre lo que necesita un operario para cubrir el Salario Mínimo, Vital y Móvil, según su definición en el artículo 14 bis de la Constitución Nacional y artículo 116 de la Ley de Contrato de Trabajo. Concretamente le piden una ingreso inicial que asegure a los trabajadores "alimentación adecuada, vivienda digna, educación, vestuario, asistencia sanitaria, transporte y esparcimiento, vacaciones y previsión".

"Según estudios basados en la última Encuesta Permanente de Hogares (EPH) por el INDEC, la suma necesaria para asegurar el acceso a esos derechos esenciales es, al 31 de agosto de 2020, de $81.670, piso que debería percibir cada trabajador y trabajadora en todo el territorio nacional", demandó el gremio. Ese monto es, aproximadamente, un 20% superior al salario inicial de la actividad.

En esta oportunidad las cámaras empresarias, CIARA, CIAVEC y CARBIO, argumentaron que el cálculo de actualización salarial se debe hacer en función de la inflación pasada y que a su juicio no corresponde ningún aumento.

"Llama la atención que habiendo sido una actividad declarada esencial, y que por lo tanto no dejó jamás de producir durante la pandemia, lo que generó una rentabilidad superior a la de años anteriores, la postura de las cámaras sea la negativa a negocia", dispararon desde el sindicato.

Y fueron más allá: "Estas empresas, históricas ganadoras del modelo agroexportador, han sido recientemente beneficiadas con las medidas del gobierno nacional, percibiendo una transferencia de cientos de millones de dólares que se suma a su ya extraordinaria rentabilidad. Pero en vez de dar el ejemplo, aumentando salarios para reactivar la economía, se niegan a negociar".

©2020 Frecuencia Vital